¡Cuidado con los datos que te piden vía telefónica!

Hola a todos queridos amigos/as, por favor, os pido un poco de atención para comentaros algo que me he sucedido esta mañana.

A eso de las 10:00 AM han llamado por teléfono a casa de mis padres y por suerte me hallaba yo presente. Cómo detecté que le pedían algunos datos a mi señora madre, cogí yo el teléfono porque no me hacen nada de gracia las llamadas que desean recabar datos, sean del índole que sean. Este señor, por llamarle de alguna forma, decían que era de la Seguridad Social (INSS) y que quería contrastar unos datos porque era algo rutinario y que son del DNI número tal al no se cual…, tonterías.

Nunca han contrastado ningún dato conmigo por teléfono, de rutinario nada – pensé.

Como yo soy la persona más desconfiada del mundo (tengo un título y todo) les pregunté que querían contrastar. Hago una transcripción de lo sucedido dónde la letra M soy yo e INSS son los mentirosos.

M – Si ¿dígame…?, ¿qué desean? (Estoy acostumbrado a que me llamen del médico debido a que mis padres son ancianos).

INSS – Mire VD, vive hay ¿Belen M R?

M – Correcto, dígame.

INSS – ¿El apellido es con J o con G?

M –  Comienzo a desconfiar y contesto con “J”. (Qué pregunta más estúpida, eso lo saben el INSS desde que se creó hace ya muchísimos años).

INSS – ¿Y si su DNI es el xxxxxxxxxx- Z?

M- (Me habían dicho un DNI que no tenía nada que ver con el de mi madre, no coincidía en absoluto). Les digo – mire VD, no han dado ni uno, ni siquiera se le aproxima. (En un segundo lo veo claro, no son quienes dicen ser). Les digo (algo nervioso tengo que reconocer) – Vds. quieren conseguir el DNI y no me fío de vosotros, no sois quien decís ser así que os cuelgo. Sin pensármelo dos veces les dejé con la palabra en la boca.

INSS – Pero….

Vuelven a llamar pasados unos cinco minutos, como esperando a que lo coja otra persona.

M – ¿SI dígame? (Esta vez ya puedo ver que es un número oculto el que llama, con lo cual se me enciende el modo borde y me pongo a la defensiva).

INSS – ¿Mire, es que se ha cortado?

M – No señor…, he cortado yo porque no sois quien decís ser, esos datos lo sabe el INSS de sobra y me consta porque estoy todo el día de médicos, aquí no llaméis a engañar a nadie porque os tengo calados.

INSS – Si…, pero necesito esos datos porque es una revisión de los datos que bla bla bla… La reacción normal hubiese sido decir, oiga señor, somos del INSS, le llamamos desde bla bla bla, no dude de nosotros porque blablabla, pero no…, ellos siguen con sus patrañas y más patrañas sobre una revisión de los datos con un argumento inconsistente, todo orquestado para engañar a pobres ancianos usando como chantaje emocional algo tan importante como la seguridad social.

Le dejo hablar mientras respiro hondo porque voy a explotar de ver que me la quieren jugar en mi propia cara y en mi propia casa. Me fijo que no hay conversaciones ni ruido de fondo con lo cual veo que no es un Call Center, ni siquiera hay ruido de una oficina y en el teléfono vuelvo a ver que pone numero oculto… a lo cual le interrumpo su cháchara de víbora…

M – ¿Quienes sois Vds. que llamáis con número oculto pidiendo datos?

INSS –  Eso no lo decido yo – me dice y se queda tan pancho, – eso no es cosa mía y sigue su cháchara…

M – ¿Y como se que quien me pide los datos?

INSS – Somos de la seguridad social y bla bla bla…

M – Mire, la seguridad social sabe de sobra estos datos y por teléfono no me los va a pedir jamás, en todo caso reclámelos por escrito y ya veremos…, ¿os creéis que soy tonto…?, no voy a dar un puto dato, ¿Se entera? Ni un puto dato. (Me empiezo a poner borde y agresivo).

INSS – Mire Vd, sólo quiero que me escuche y me responda unos datos… ¿Su padre ha fallecido o está vivo?

M – ¿No tengo ni idea, eso deberían saberlo Vds. no? ¿Pero que preguntas son estas? No le voy a contestar a nada…

INSS – Su madre vive en la dirección bla. bla, bla…¿me lo puede confirmar? Por favor, sea amable, yo lo estoy siendo – me dice el sinvergüenza…, claro, pasa de mi, el sigue preguntando los datos que le hacen falta vete a saber para que.

M – No le voy a dar mis datos, se lo repito por ultima vez…, no vuelvan a llamar a mi casa ni una vez más o tomaré medidas al respecto…

INSS – Necesito su dirección para mandárselos por escrito, dígame los datos para confirmarlos con nuestras BBDD y le envío una carta…

M – Si son el INSS ya los tienen y me consta, recibo cartas de ellos una vez al mes, no eres quien dices ser ¿os creéis que soy tonto? Os cuelgo…

INSS – ¿Me puede confirmar la dirección por favor…? Yo estoy siendo amable, se lo estoy pidiendo de buena forma…

M – Si tienen algo que saber me lo pide por escrito, no os creo en absoluto y si me equivoco mandadme la carta a la dirección que tengáis y que conocéis de sobra, no te voy a confirmar una mierda y no me vuelvas a llamar, no insistas, te cuelgo y no vuelva a llamar a esta casa.

Diez minutos más tarde me llama mi vecina (también anciana como mi madre) y me dice que le han llamado de la SS para preguntarles por cuantos somos viviendo en mi casa, le pregunta por nosotros, no por ellos. Qué cuantos hijos tienen mis padres, qué cuantos vivimos en la misma casa, que si sabia el DNI… ¡Y claro! mi vecina dice que ha sido ambigua con ellos al ver mi cara de mosqueo, pero yo no la creo, le han tomado el pelo y ha largado porque se le notaba en la cara, el DNI por supuesto no lo conoce, pero el resto de datos se los ha dado. Después de todo ello le han sacado los datos a ella con el mismo argumento del DNI.

Le han mentido a mi vecina diciéndoles que esos datos que le faltan de mi familia me los han preguntado por carta certificada, cosa que es falsa porque tendría el aviso de correos y además me consta que los datos están correctos y le dicen que se lo piden a ella porque no podrían contactar con nosotros, que en mi casa no había nadie y si le hacía el favor. Luego, tras esto, a ella le han sacado toda su información diciéndole lo mismo y ha respondido amablemente todo lo que le han pedido.

Tengo un mosqueo de un par de narices, no se que quería esta gente, estafar, robar, me da miedo sólo pensarlo. Los datos se pueden obtener muy fácilmente si trabajas en cualquier empresa, te sacas un listado en un plis plas, incluso recurriendo a la guía telefónica. Eso si, tenía mucho interés en saber el DNI porque por cualquier motivo no lo disponen y les sirve para sus historias. Por eso me decían uno al azar para ver si picaba el anzuelo y le decía el real, esto fue lo que me puso en total alerta. El que me llamaba se le notaba que mentía, que estaba acostumbrado a que le respondiesen como yo. Era un varón, voz de mediana edad, acento no andaluz, acento madrileño o similar ( No tengo nada en contra de los madrileños, sálveme Dios). El seguía intentando una vez tras otra conseguir a cada pregunta un dato más, costase lo que costase desviando los golpes sin querer justificar que realmente es del INSS, lo cual sería lo lógico o al menos sería lo que yo haría. Está cantado, estas cosas se hacen por correo y no por teléfono.

Ahora voy a copiar este texto y lo voy a difundir en mi Blog, por e-mail, por las redes sociales y por boca boca. Hay que avisar a nuestros queridos familiares de la tercera edad, padres y abuelos, que hay que tener mucho cuidado y no dar información por teléfono a nadie, los datos sólo hay que darlos por escrito si fuere necesario. Hay que desconfiar de cualquier llamada, en los tiempos que corren la picaresca es una arma muy usada desgraciadamente.

Gracias por vuestra atención y espero que os sirva de ayuda.

Anuncios

9 pensamientos en “¡Cuidado con los datos que te piden vía telefónica!

  1. Niño qué fuerte!!!!!, ya me había enterado de movidas de estas para ver si los mayores viven solillos, ojito con cuanto cabrón hay suelto.

  2. Manolin,

    Que hijos de puta. Lo difundo todo lo que pueda. Poco borde has sido para lo que se merecen

  3. Por cierto Manuel, mira a ver si se puede denunciar de algún modo para que localicen el teléfono y demás. Creo que estos temas los lleva la Guardia Civil, pero no estoy seguro.

  4. Manolo, en ese momento llamas al 112 y les dices que te pasen con la policia para denunciar el fraude. pero haces la llamada atres, que eso ya lo hacen hoy en dia todos los telefonos.
    te aseguro que se les queda una carita que se cagan por las `patas abajos.

    De todas formas esta bien difundir todas estas estafas, que hoy por hoy no tenemos a nadie que nos defienda de ellas. y despues cuando picamos. se nos queda una cara de pardillos.

  5. Si, me suena que hay un departamento de la Guardia Civil para fraudes telefónicos, lo que pasa es que me ha pillado desprevenido, cómo suele pasar a todo kiski y tampoco he caido. He pensado en llamar a la policía, pero he pensado que tendría que poner una denuncia, que el teléfono es oculto y yo mismo me he quitado las ganas.
    Amigo Tagua, no es mala idea la tuya 🙂
    Ana, hay que estar siempre atento, siempre alerta, vigila tu espalda… 🙂

    El dialogo es el arma de la mujeres, ha llegado la hora de las hostias finas 🙂

  6. Si que da miedo Chus, bastante, he estado toda la mañana preocupado pensando que intención tienen estos malnacidos por no llamarlos de otra forma más brusca.

  7. Muy bueno el artículo Manuel, y ya que ha salido el tema… me gustaría comentar también, que no sólo están los scammers telefónicos que es lo que tú comentas, también hay que advertir a la gente de cuando dejamos nuestros datos al registrarnos en una página web para bajarte cosas o meterte en el algún foro hay que meter datos falsos no dar nuestro nombre y sólo dar bien la direccion de correo y el nombre de usuario.
    Luego hay otras páginas que si tienes que hacer trámites de hacienda , en tu banco o que vayas a hacer alguna compra, pero lo demás…No hay que dar ningún dato personal.

    Y ahora que hay tanta gente en paro, lo normal es que dejemos nuestros datos por muchos sitios, yo recomiendo que en el apartado de datos personales pongáis vuestro nombre, un teléfono de contacto (nunca el de casa), la ciudad donde vivís, donde habéis nacido, el código postal y si os sentís generosos un e-mail, yo personalmente este último no lo pongo, al igual que el DNI , la calle donde vivo y mi estado civil.
    Ya que si pones algunos de éstos últimos datos pueden averiguarte muchas cosas o lo que es peor suplantarte la identidad, porque en la tele ha salido cada caso….que eso sí que da miedo, gente que le han sacado créditos, comprado casas a su nombre, coches…y luego han dejado de pagar.. y el pobre hombre o mujer que le han robado la identidad vive un infierno ya que en esto hay también un poco de vacío legal, aunque últimamente como es muy común están cambiando las cosas.

    Por eso os digo al igual que Manuel….Cuidad de vuestros datos!!! Hoy en día en el mundo que vivimos para la gente que quiere hacer mal es lo más valioso, y si dudáis de registraros en alguna página….antes que nada preguntad a un conocido que lleve muchos años navegando por la red y él os orientará.

    Un saludo.

  8. Muchas gracias Manu por tu aporte, tienes toda la razón. Son precauciones que todos debemos tomar y que de se deberían dar por sabidas, no está mal recordarlas.
    Un saludo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s