Yo lo sufro en silencio

Según un estudio elaborado por Randstad el 57% de los trabajadores en España reconoce que padece el síndrome postvacacional, una pequeña “depresión” motivada por la vuelta al trabajo, que suele desaparecer en dos o tres días.

La Sociedad Española de Medicina de Familia y Comunitaria (SemFYC) define el síndrome postvacacional como un “estado de malestar muy genérico, con síntomas físicos y psíquicos, que afecta a un grupo bastante determinado de personas, y que está relacionado con los primeros días de incorporación al trabajo, después de un periodo de vacaciones”.

Este síndrome se manifiesta con síntomas físicos, como cansancio, fatiga, falta de apetito y de concentración, somnolencia, taquicardia, dolores musculares, de estómago, falta de aire o insomnio. Pero también se puede detectar mediante la observación de otros comportamientos psíquicos, como la irritabilidad, falta de interés, nerviosismo, inquietud, tristeza o indiferencia.

Para comprobar cómo afectaba la vuelta al trabajo a la población española, Randstad, empresa especializada en recursos humanos, realizó durante el mes de agosto pasado una encuesta a un total de 1.593 personas repartidas por toda la geografía del país. Del análisis de los datos obtenidos se desprende que más de la mitad de los trabajadores reconoce sufrir síndrome postvacacional, concretamente el 57% de los consultados.

Anuncios

No es cosa de niños

videojuego

A partir del estudio “Hábitos e iniciación a los videojuegos de los mayores de 35 años”, promovido por la Asociación de Videojugadores y realizado por un equipo liderado por la Universidad Complutense de Madrid, se ha diluido el mito de que los videojuegos son sólo cosa de niños.

Entre las conclusiones más importantes del informe destaca que una de cada cuatro personas (25,9%) de entre 35 y 44 años se divierte habitualmente con los videojuegos y que los mayores de 65 años lo hace por lo menos una vez por semana. Por otro lado, el 80% del grupo poblacional que más horas invierte en jugar está comprendido entre los 55 y los 64 años ya que disponen de más tiempo de ocio, menos presión laboral, algunos son prejubilados, etc. En los géneros favoritos se observa que, conforme avanza la edad, tanto hombres como mujeres pierden interés por los juegos de acción y estrategia. Las mujeres prefieren los videojuegos de puzzle, infantiles, educativos y de deportes, pues los consideran más adecuados para compartir con los hijos y, posteriormente, con los nietos. Según la ESA, organizadora del E3, el 40% de los usuarios de videojuegos son mujeres.

La llegada de estos nuevos públicos al sector del ocio digital se produce gracias a la introducción en el mercado de los juegos sociales y a las nuevas formas de jugar. Esta expansión del mercado beneficia a la industria en general, cuya facturación se ha visto aumentada durante los últimos años. Así, en España, la industria del ocio digital superó los 1.400 millones de euros de facturación anual el año pasado. Por otro lado, se ha visto cómo el ordenador es la plataforma a la que dedican más tiempo los mayores de 35 años (especialmente los de edades comprendidas entre 35 y 44 años), con la notable excepción de los mayores de 65 años, que se decanta mayoritariamente por la Wii.

Otra conclusión relevante es que los españoles adoran los contenidos digitales. Un dato curioso es que un 67% de los españoles no podría vivir sin Internet, una cifra superior al 51% que asegura que no podría vivir sin su automóvil. Además, el 89% de los varones señala la visualización de vídeos en Internet como la actividad en la que más tiempo invierten, mientras que las mujeres, en un 83%, se interesan más por participar en juegos individuales.

La metodología seguida para la elaboración de este estudio se ha basado en 974 encuestas (570 presenciales y 344 realizadas mediante un formulario Web dirigido personalmente) a hombres y mujeres residentes en España con edad superior a 35 años. Entre los objetivos de este exhaustivo estudio se encuentra el grado de incorporación al entorno de los videojuegos de estas personas, relacionándolo con variables como el nivel de estudios, la situación laboral, el estado civil o el entorno de residencia, entre otras.

¿Te gusta el nuevo diseño del Blog?



Encuesta