Retrogeek

Los que ya tenemos la “media edad”, conservamos todavía en trasteros, armarios y altillos nuestros antiguos equipos de música. De vez en cuando es buen ejercicio desenpolvarlos y revisar la banda sonora de nuestra vida. Con este ejercicio nos retrotraemos mentalmente a tiempos pasados, recordamos como eramos y pensabamos, que pasión teníamos cuando escuchábamos la música y nos hace darnos cuenta de que el tiempo va dejando su mella.

Cuando escuchamos dicha música y cuando necesitamos rebobinar nuestras cintas cassette para comenzar a escucharlas, nos damos cuenta de cuanto ha cambiado todo. Y no sólo me refiero a la tecnología en si, nosotros mismos hemos cambiado y no lo digo en plan pesismista, simplemente hemos evolucionado y nos hemos transformado en otros seres parecidos pero no iguales, nos hemos serenado y quizás hemos dejado de dar valor a las cosas que antes si lo tenían.

Os animo a que desempolvéis vuestros antiguos equipos y escuchéis vuestra antigua música, lo mismo os ayuda a daros cuenta que ya no sois los mismos o lo mismo os demuestra lo contrario. En mi caso personal, mi música me dice que sigo siendo aquel chaval con la cabeza llena de sueños y un rebelde con causa.

Gracias por la música y gracias por compartirla.